Menü

Galvanizado para varilla

El hormigón se emplea para superestructuras y construcciones enteras para puentes. Está sometido a un gran número de cargas que hace que el acero para armar interior esté expuesto a la corrosión.

De este modo resulta una separación del hormigón con los correspondientes daños. Este mecanismo de acción puede evitarse con seguridad a largo plazo mediante el uso de varilla galvanizada.

 

Causas de la corrosión de la varilla

  • Puntos defectuosos en el hormigón causados por grietas, ranuras, nidos de grava o revestimientos defectuosos del hormigón
  • El proceso natural de acidificación del hormigón causada por CO2 o sustancias ácidas del aire
  • Perjuicio causado por la sal de condensación
  • Carga de sal en zonas costeras

Las ventajas del acero para armar galvanizado

Si el acero para armar está galvanizado por inmersión en caliente, los edificios y los elementos portantes están protegidos durante décadas. Esto es especialmente importante para construcciones de tráfico, aplicaciones de hormigón ligero, construcciones de paredes delgadas y hormigón visto.